domingo, 11 de mayo de 2008

El "Park Avenue" de Tokyo, Ginza.

La cuarta avenida de Japón, la calle Chou-Dori de Ginza.

Como ya adelanté en la entrada anterior, el otro día visitamos Ginza, una de las zonas más destacadas para ir de compras, si se tiene dinero claro. Una zona al estilo de Omote-sando, con tiendas de lujo, grandes almacenes, restaurantes y galerías de arte. Aun así, la zona no desmerece a los que como notros no tenemos donde caernos muertos, ya que existen, además de los sitios "pijos", zonas tan variopintas como el edificio de Sony, el Kabuki-za o la estatua en honor a Godzilla.

Cuidado!!! Godzilla está atacando la ciudad!!!

Como es de suponer, lo primero que buscamos a la salida del metro (en la estación de Yurakucho), fue la estatua de Gozilla :). La verdad es que esperábamos encontrar una reproducción gigantesca del monstruo, evocando una de sus míticas películas, pero en lugar de eso, nos encontramos una reproducción pequeñita en bronce de la criatura jajaja. Puede ser que esté algo infectado con la luminitis de esta ciudad (no tanto como Lo claro jejeje), de los neones, el ritmo frenético de las masas y de esa enfermedad de convertirlo todo en un espectáculo (cuanta razón tenías Guy Debord), por eso me sorprendió que el homenaje a uno de los fetiches más emblemáticos de esta ciudad fuese tan discreta. Sin embargo, creo que de esta forma le han otorgado más dignidad que si midiese veinte metros, como un sincero y sentido homenaje, lejos de esa "espectacular" enfermedad. Además detrás de la estatua estaban los moldes de las manos de los actores y directores míticos de los filmes.

Estatua de Godzilla a tamaño real.

Después de la parada friki por excelencia, visitamos el edificio de Sony, parada obligada para cualquier Geek, donde se muestran, muy al estilo de un museo tecnológico, todos los productos de la compañía, incluso, algunos que aun no han salido al mercado. Al entrar te daban un folleto interactivo para ver la distribución del edificio y una hoja para rellenar con los sellos repartidos por las plantas, como en las carreras de orientación :), si los conseguías todos (jajaja eran sólo tres, un Moái, la torre de pisa y el Kinkaku, tambien conocido como el pabellón dorado, que estaban reproducidos en maquetas de Lego), te obsequiaban con unas postales; aunque los mejores regalos te los daban si rellenabas las encuestas sobre los productos que estaban expuestos, como yo no los entendía no pude rellenarlos así que no se que regalaban, solo vi que estaban en cajas, así que tenían que molar, al menos más que la mierda de postales que me dieron a mí jajaja.


Como veis la zona no es marginal precisamente. Al fondo está el edificio de Sony.

La siguientes paradas fueron: la tienda de Mac, la galería Leica, que en ese momento no tenía ninguna exposición abierta aunque vimos en la tienda unas cámaras Leica digitales de estilo retro impresionantes (y carísimas) que harían las delicias del mismisimo Henri Cartier-Bresson; la tienda oficial de Adidas, en la que me compre una chaqueta :) y finalmente,
el Tenya, un restaurante de comida rápida de Tempura donde comimos, que por menos de nueve euros comen dos personas a reventar.

Después de comer, para hacer la digestión, dimos un paseo por las afueras de Ginza, donde se encuentraban el Kabuki-za, el teatro donde se representan las obras de Kabuki, y el Tsukiji,
la Lonja más grande del mundo, aunque evidentemente esto tiene que visitarse de madrugada que es cuando está la acción.

Entrada del Kabuki-Za.

Al regresar para casa, despues de comprar unos deliciosos gofres belgas, nos encontramos con la cara más fea de Japón, los Uyoku Dantai
(grupos militaristas de ultra-derecha) manifestándose por las calles de Tokyo dentro de sus Gaisensha (furgonetas negras o caquis con banderas del imperio) bramando sus consignas nacionalistas.



Esto te recuerda que Japón no deja de ser un país con un pasado
muy bélico y de perfil derechista.


Aunque es la primera vez que hablo de estos grupos en el blog es bastante habitual verlos por las calles y en algunos templos como el Yasukuni-Jinja Yushukan, un museo en memoria de los fallecidos japoneses en las guerras, (os dejo aquí un link a la página de Kirai que habla sobre este templo y otro sobre los Uyoku Dantai).

Barricada de la policía para detener a los Uyoki Dantai.

Lo curioso, y cómico a la vez, fueron las barricadas que monto la policía para que no prosiguieran con su manifestación, ya que se organizó una especie de corre que te pillo muy gracioso, quitándole dramatismo al trasfondo tan truculento del momento. Fijaos en el vídeo como la policía intenta detenerlos, menudas imágenes jajaja.


Momento Benny Hill!!!

3 comentarios:

david dijo...

Yamagata: el nuevo centro de la UNED de Lugo busca profesores. Lo único que tienes que hacer es bajarte la solicitud en la página de la UNED y mandarla por correo (cosa que puedes hacer incluso desde el lejano Oriente).
Conociendo tu perfil creo que la oferta te puede interesar...
Un abrazo

Yamagata dijo...

David: Muchas gracias por la información, siempre al pie del cañón eh jajaja. Por cierto, ¿Qué tal el DEA?

dieciseissobresviaoral dijo...

copón, como te curras los videos, jajja