sábado, 8 de septiembre de 2007

Misión: T.I.T. Objetivo: D.E.A (1ª parte)



Después de todo un año, ayer por fin, entregué mi trabajo de investigación y, aunque por ahora no puedo cantar victoria, porque me quedan todavía dos tribunales por pasar, (uno individual que calificará mi trabajo y otro en común con todos mis compañeros presentados) estoy muy contento con el trabajo realizado y, si al final todo sale bien, aprobaré los cursos de doctorado jijiji :P


La verdad es que estoy ilusionadísimo por terminar, aunque bueno, esto es sólo el principio, porque aun me quedaría lo más gordo, la Tesis, pero eso es otra historia, por ahora aprobar esto y luego... ya se verá.


Yo os cuento, empecé el doctorado hace dos años. El primer año fueron los cursos y este último el trabajo de investigación. Después de terminar este segundo año con dos seminarios que me habían quedado, me propuse en verano reunir todo el trabajo realizado durante estos dos años (las lecturas realizadas, los apuntes, las citas, etc.) y ponerme a redactar el trabajo final. Y aunque estuve todo el verano trabajando, nada que ver con este último mes, una locura. Estuve cerca de diez horas diarias currando, encerrado en casa prácticamente todos los días sin salir, con bajones de si sería lo suficientemente bueno el trabajo, si podría finalizarlo en la fecha, etc. Incluso, casi estuve a punto de desistir y dejarlo. Sin embargo, gracias a mis padres, mi tutor y a Makie que me ayudaron muchiiiísimo, reuní las fuerzas suficientes para poder terminarlo. Ahora, como se dice, alea iacta est y lo entregado, estregado está.

Aunque para entregarlo ayer tuve que sudar poco menos que sangre. Ayer era el último día de entrega (terminaba la fecha de recogida a las dos en punto). Esa misma noche estuve hasta las seis y cuarto de la mañana revisando el trabajo, cuando terminé, le envié por e-mail el trabajo a mi tutor, y fui a dormir. A las ocho en punto me llamo mi tutor y me dijo que tenía que cambiar toda la parte bibliográfica, —casi me muero—. Aun así me puse con ello, una vez terminado y revisado todo, fui a la imprenta para encuadernar el trabajo, pero tardaron tanto que casi pierdo el único tren que me dejaba a la hora de la entrega, así que tuve que ir corriendo con los cuatro tomos. Una vez en Santiago fui hablar con mi tutor para que me firmara los trabajos y poder así entregarlos. La verdad es que casi no llego y fue un estrés pero bueno, ahora puedo relajarme y preparar bien la defensa para el tribunal de la semana que viene.

Aquí os dejo una dramatización de lo sucedido, a lo Metal Gear:




3 comentarios:

GOM dijo...

pero esto que es?? Nachete un hombre de pro??? no puede ser!! que será ahora de nosotros!?? XD
Que tal tiu? cuanto tiempo ha!!! Veo que todo te va bien (incluyo a makie), me alegro un huevo y me alegré un huevo de vuestras quejas y comentarios ( en serio). A ver si os veo pronto. Un abrazo de tu pirimo lejano Larry....digo GOM. jejejej

Yamagata dijo...

Joderrr que alegría volver a saber de ti, ya había perdido toda esperanza, porque la verdad es, que ni viviendo en Santiago tuvimos el honor de verte demasiado eh, mmm no se que voy hacer contigo... Bueno se te perdonará jeje, me alegro un montón de verte por aquí.
Como ves hasta yo me apunté a esto de los blogs y eso que no me va nada. Aunque tengo que admitir que no lo hago para mi sino para la gente que conozco y por desgracia no puedo ver a menudo —como es tu caso Gom— para que sepan algunas noticias mías y no se olviden de mi. Así que, espero verte por aquí dejando comentarios muy a menudo sino… MUEEERTE y DESTRUCIOOÓN!!! Jejeje un saludazo.

Makie dijo...

Ahora hay que llamarlo "Doctor Yamagata" jejeje...