lunes, 20 de agosto de 2007

Hasta el año que viene ... "Viñetas"


Ayer finalizó el salón del cómic de A Coruña, y con él, mi colaboración en el baúl de los recuerdos, ayudando a Fernando a que los cómics no cerraran ni si quiera al mediodía :) y aprovecho desde aquí para saludar a mis compañeros y amigos Juanillo, Chiqui y David, un placer trabajar a vuestro lado un año más.

La verdad es que ha sido una semana bastante completita, muchos cómics, libros, amigos, etc. aunque aún tengo clavada la espinita de los dibujos dedicados, pero bueno que se le va hacer, al menos pude conseguir uno, jeje.

Por cierto, y enlazándolo con la entrada anterior. Hablando con amigos y clientes, algunos desconocidos, sobre la sesión de firmas. Me comentaron que algunos autores sí que firmaban y esbozaban dibujos a parte, pero que no era lo normal dadas las instrucciones de la organización, pero que los autores en algunos momentos hicieron caso omiso de esto. Supongo, que a los dibujantes lo que más les gustará será dibujar, aunque sea en estas circunstancias, con lo que la verdad me alegro, porque esto le devuelve una parte a la magia del salón.

Así que mi juicio sobre este conflicto, quedará suspendido hasta el año que viene para ver que sucede. Ya se sabe, no se pueden juzgar las cosas sin contrastar ni verificar toda la información (a ver si se aplican el cuento en Guantánamo).

Por lo demás muy bien, compré mucho más de lo que había planeado: unos cómics que me faltaban de la leyenda de madre Sarah, dos libros de ilustraciones de Ghibli, Ohikkoshi de Hiroaki Samura, autor de la espada del inmortal (aunque ya me lo habían regalado en inglés), algunos números de dragon ball de la última edición (lo cierto es que soy un matado, porque la tengo completa en la serie blanca y roja, pero como dice Makie no se pueden juzgar las cosas de la niñez), algunos cómics de Batman de Alex Ross y Mat Wagner además de otras cositas del stand de otakuland (Gracias Javi y Silvia por el megadescuento), los ya comentados cómics de David Rubin corazón de tormentas y el circo del desaliento, Lupus, y por fin el ansiado Maus, entre alguna cosilla más, por lo que estoy muy contento y abastecido.

Solamente se me escapo una cosa, una maqueta que llevaba cerca de dos años detrás de ella, pero que por el elevado precio no había podido adquirir. Os cuento, justamente el sábado cuando ya estaba dispuesto a comprarla y tenía el dinero ahorrado, Paff!! al parecer, la acababan de comprar el día anterior, menudo palo. Os estoy hablando de una figura de Batman de Mignola de la colección Black & White, una verdadera preciosidad pero... no pudo ser. Esto quizás explique el gasto compulsivo de cómics posterior a la horrible noticia, jeje.

En resumen un salón lleno de anécdotas y buenos recuerdos. Así que ya sabéis, si alguien es de fuera de A Coruña y lee esto, le invito a que se pase el año próximo, seguro que no lo olvidará, ni el salón ni esta hermosa ciudad. Un saludo

1 comentario:

Makie dijo...

El Batman... ¿se te escapó a ti o a mí?
en la vitrina iba a quedar tan bien... pero bueno, otra vez será U_U